Testimonios

Fue una muy linda experiencia trabajar con la Fundación Chacras. Participé de un proyecto de mantenimiento de una huerta en un centro cultural en el sur de la ciudad de Buenos Aires y también en la construcción de una casa sustentable en la provincia. Conocí a personas maravillosas, incluyendo las personas que beneficiaban de los servicios de la fundación, los trabajadores del centro cultural, los otros voluntarios, y la directora de la fundación, Andrea Vega, quien tiene una enorme pasión por el trabajo que hace. Quiero agradecerles mucho a Andrea y a la fundación por haberme incluido en un proyecto tan enriquecedor. 

Michelle – Voluntaria de EEUU.


Gracias a la Fundación Chacras he podido participar en actividades tales como separación de plásticos (blísters de medicamentos), plantación de árboles (en barrio de bajos recursos), talleres de armado de eco ladrillos (para reducir el volumen de RSU y darles un uso) y construcción ecológica (con adobe, ecoladrillos y ¡muchos otros materiales reciclados!) en diferentes puntos de Bs As. Han sido experiencias preciosas y enriquecedoras. Mil agradecimientos a Andrea Vega que hace todo esto posible y que nos permite sumar nuestras manos amigas para hacer de este un mundo mas hermoso, cálido, y sustentable.

Celeste – Grupo de jóvenes “YSP”


Trabajar para la Fundación Chacras en Buenos Aires fue una experiencia maravillosa y enriquecedora. Andrea, la fundadora, es una persona muy abierta y de gran corazón, que aprecia cada mano de ayuda que puede obtener y la recompensa con gran humor, comentarios honestos y ayuda de su parte donde sea que la necesite. Durante mis esfuerzos de seis meses aprendí mucho sobre sostenibilidad en muchos proyectos pequeños que gestionamos en toda la ciudad y fuera de ella. Abarcaban desde el compostaje, la construcción de casas de manera elegante, el trabajo en equipo y la comunicación, así como el trabajo con un grupo muy diverso. Otro aspecto interesante del trabajo fue crear conciencia entre la sociedad (especialmente en jardines de niños y escuelas primarias) para llevar un estilo de vida más sostenible y ecológico. Junto a todas estas importantes lecciones que aprendí, mejoré mi español rápidamente y siempre tuve la oportunidad de interactuar con los lugareños y descubrir más sobre la cultura argentina. Puedo recomendar a todos a participar en esta fantástica fundación y contribuir a un mundo mejor. ¡Se siente genial!

Felix – Voluntario de Alemania


Hice un voluntariado con Fundación Chacras durante el verano y primer cuatrimestre del 2012. Además de mantener la huerta en el Borda, Chacras en ese momento se involucraba en un proyecto de revitalización cultural y agrícola en un pueblo de la provincia de Buenos Aires. Al participar en las dos actividades, yo podía aprovechar de la movida de la capital y también conocer una comunidad rural, y así ver una faceta de la vida argentina que suele pasar desapercibida a los del ambiente urbano. El voluntariado con Chacras me enseñó mucho, tanto del desarrollo sustentable como de la cultura y lenguaje de Argentina. Hice amistades hermosas con gente de todo el mundo. Andrea en particular es una persona excepcional, que me recibió y me orientó al mundo porteño con calidez y buen humor. Su conocimiento y su dedicación al trabajo de Chacras sigue siendo una inspiración para mi.

Shira – Grupo de jóvenes “YSP”


Ha sido un placer conocer esta organización. He aprendido un montón sobre sustenibilidad y como cuidar a nuestra planeta y amigos con discapacidades. Los Guardianes del Ambiente me enseñaron mucho y fue un placer pasar tiempo con ellos. Siempre estábamos riendo mientras aprendíamos distintas maneras para proteger nuestra planeta. Las acciones que lleva a cabo Fundación Chacras son revolucionarias y me siento honrada de haber trabajado con ellos. Tanto Andrea como los guardianes dejaron una huella en mi corazón. Nunca olvidaré esta increíble experiencia. ¡Recomiendo participar de esta fantástica organización!

Marie – Voluntaria francesa